La Clave Cultural es un proyecto audiovisual de divulgación política social y cultural, abierto, plural y respetuoso con todas las opiniones, que fomenta el pensamiento crítico y la tolerancia como vehículo de crecimiento colectivo y cohesión social. 

 

Nace para repensar nuestra realidad a través de un coloquio entre invitados, referentes del tema en cuestión. A partir de la sugerencia de una película o un documental para ilustrar el tema de debate, comenzaremos un coloquio dirigido, con preguntas a los participantes y un espacio abierto para interpelaciones entre ellos, dentro de un escrupuloso respeto por la palabra del otro, que, en ocasiones, tendrá una opinión radicalmente distinta de la nuestra. 

 

Queremos volver a aprender a debatir, aceptando el hecho de que todos somos antagonistas de alguien y que, a pesar de ello, somos capaces de hacer -empatía mediante- que nuestras diferencias nos enriquezcan.  

 

La Clave Cultural pretende ser una cirugía breve, una incisión amable en el encefalograma colectivo. Es posible que haya heridas que necesiten un foco de luz para empezar a (o terminar de) cicatrizar. Una vez dentro, nos sentaremos a hablar y dejaremos que las palabras creen nuevas realidades, nuevos puntos de sutura, también en el tejido de los sentimientos y las creencias, verdaderos dueños de nuestras opiniones políticas. Porque La Clave Cultural es, sobre todo, un programa político, en el sentido más griego del término. Quizás el diálogo sea el evento más sublime de la democracia.

Con el espíritu de aquella Clave de J.L. Balbín, pero con la realidad de nuestros días, lanzamos este proyecto de intención transformadora, basado en el diálogo y la tolerancia. Creemos firmemente que a esta sociedad de la inmediatez y del consumo veloz de la información le falta un espacio de encuentro de ideas, profundo, sosegado, analítico, más parecido a un coloquio que a un debate, en el que se aborden temas trascendentes, controvertidos, con rigor, opiniones distintas, pero con profundo respeto por la palabra del otro. La película previa nos ayudará a ilustrar e inspirar el tema del coloquio en cada programa. 

 

Podemos contribuir a aportar claridad en la opinión pública en medio del cambio cultural más importante que ha vivido nuestra sociedad en las últimas décadas.

 

¿Nos ayudas a repensar el mundo?

¿Y si escuchando voces dispares emergen aprendizajes valiosos?

¿Y si lo hacemos en un debate sin entrar en descalificaciones, interrupciones ni el circo, en definitiva al que estamos acostumbrados?

- Federico Ruiz De Lobera